Actualidades acerca del “Hombre de Chocolate”

¿Recuerdan a Isidoro, el hombre que es propietario de una fábrica de chocolates, acerca de quién escribí en mayo del 2018? Al momento de esos escritos, él estaba buscando fondos para poder inscribir sus productos ante el Invima, que es la agencia colombiana que regula los alimentos y las drogas.

Isidoro en su antigua tienda.

La primera parte de las buenas noticias es que Isidoro ahora está en el proceso de registrar una línea de su empresa. Es la línea de producción de chocolates y confites. El piensa que una vez que pueda aumentar la distribución de estos productos, él podrá reunir los fondos suficientes para poder inscribir la segunda línea, la línea que se necesita para registrar el chocolate usado para el chocolate de la mesa.

El frente de la nueva tienda, viendo hacia adentro.

La segunda parte de las nuevas noticias, es que  Isidoro y su nuevo asociado abrieron una nueva tienda en un área de mucho tráfico. La nueva tienda está localizada aproximadamente a una hora de Bucaramanga y mira hacia el embalse creado por la Represa Sogamosa. Tiene una hermosa vista.

Vista desde la nueva tienda de Isidoro.

Yo estuve ahí una semana después de la inauguración, todavía queda por realizar mucho del potencial del nuevo local. En aquel momento, uno solo podía comprar productos de chocolate y bebidas.

Clientes decidiéndose sobre qué comprar.
Mientras otros descansan y disfrutan de la vista.

Esta ubicación tiene un gran  potencial para expandir el menú; así como para otros servicios, según el asociado de Isidoro. ¡Les deseamos muchos éxitos!

Este es un blog de  “interés especial”, pues Isidoro no constituye un proyecto de la CAPD. Sin embargo, él es un amigo que motiva nuestro corazón con sus logros. .

Marlene

En Memoria de Armero, Tolima

Yo, realmente no había internalizado el alcance de la tragedia ocurrida durante la noche de noviembre del 1985, cuando el volcán Nevado del Ruiz hizo erupción y causó rápidos y masivos deslizamientos de barro sobre 6 áreas de drenaje.  La más conocida de estas áreas de tragedia fue el Municipio de Armero, Tolima, Colombia. Aquí, unas 25,000 personas de los 40,000 habitantes murieron en pocas horas.  Las personas que no fueron enterradas sufrieron quemaduras de ácido, porque la mezcla de barro contenía grandes cantidades de sulfuro. https://en.wikipedia.org/wiki/Armero_tragedy

Monumento a quienes perdieron sus vidas. Note el marcador de la tumba, que está a la derecha del pie de Bob.

Este monumento nos da una sensación de quién está ahí abajo. El área de barro ahora tiene arbustos, pero, hay marcadores para las tumbas donde están las familias enteras que murieron.

El edificio que ustedes ven en la fotografía realmente era el cuarto piso del hospital.
Esta piedra había sido movida por 14 km.

Esta piedra era un muy conocido marcador del curso del río, corriente arriba, a los 14 km de donde cayó por la erupción.

Este monumento indica donde estaba la estación de policía y donde murieron 35 policías.

Aunque hubo signos de advertencia de que el volcán iba a hacer erupción, había una distracción simultánea que estaba ocurriendo en Bogotá que paralizaba al gobierno nacional. Resulta que, en ese momento, el Grupo Armado M-19 había tomado la Corte Suprema en Bogotá. Hubo una impresionante ayuda internacional para socorrer a las víctimas en Armero; cuyos componentes todavía muestran evidencias en la región hoy.

Muchos sobrevivientes terminaron en una pequeña ciudad llamada Armero Guayabal; pero la tragedia todavía está en sus corazones, y eso continúa dando forma a la industria turística en la región.

Bob

 

 

 

Aspectos destacados del Programa Luz Verde

En noviembre, viajé por las comunidades donde está operando el Programa Luz Verde de auxilio educativo. Francamente, quedé plasmada por el entusiasmo de madres y padres por sus proyectos. Este blog presenta los aspectos más destacados.

LOCALIDAD: SANTANDER

Grupo de madres y padres en el colegio La Purnia.

Estos padres en la foto están muy entusiastas acerca de su proyecto de recolectar fondos para realizar mejoras en el colegio, como una biblioteca, un jardín con flores y árboles; además, de un proyecto de reciclaje. Primero, sembraron maíz, una parte del cual pudieron vender, con la otra hicieron ayacos para vender. Usaron los fondos para establecer una biblioteca con internet y sembrar flores alrededor de su nueva escuela.

Su proyecto actual es fabricar y vender productos de limpieza. Varias mujeres tomaron un curso en SENA para aprender el proceso. Recién comenzaban operaciones cuando se tomó esta foto.

Fabrican productos de limpieza para cocinas, baños, pisos, vajilla, etc

Los proyectos como estos están floreciendo en las 17 comunidades donde opera el Programa Luz Verde. Cada comunidad decide  cómo recauda los fondos que se requieren para  establecer la biblioteca comunal, sembrar jardines escolares y motivar el reciclado.

Las y los estudiantes con sus madres y padres.

Estudiantes agradecen a CAPD y a canadienses por auxilio recibido mediante el Programa Luz Verde.

LOCALIDAD: ALBANIA, GUAJIRA

Grupo de madres y padres en comunidad Wayuu de San José.

¿Qué es lo que sostienen en sus manos? ¡Son artículos de materiales reciclados!

La facilitadora nos muestra a un gran artículo decorativo confeccionado con material reciclado.

La comunidad San José han construido una biblioteca donde estudiantes pre-escolares y de educación primaria realizan artículos decorativos usando materiales reciclados. Estas actividades elevan el nivel de conciencia en los niños y estimulan la creatividad. ¡Pero esto no es todo! También tienen cultivos para la venta, como paja, y están haciendo un parque de juegos infantil con llantas recicladas.

Madres hablan sobre la importancia del Programa Luz Verde para sus hijas e hijos.

La siguiente generación.

Este bolso tradicional, llamado mochila, fue hecho por mujeres en la comunidad de Jurimakal.

Otras comunidades  Wayuu confeccionan y venden estos bolsos tradicionales, llamados  mochilas, para ganar fondos para sus proyectos comunales. Estos son preciosos bolsos confeccionados a mano, muy duraderos.

Un poco de diversión – posando con los sombreros obsequiados por la comunidad. Luis, izquierda, es el Facilitador para la comunidad de Jurimakal. Miladis, Facilitadora de la comunidad de Pinski, está a la derecha. A la par de ella está Rocío, la Coordinadora Nacional del Programa Luz Verde y la visión creativa detrás de estos proyectos.

El objetivo del Programa Luz Verde es mantener a los estudiantes en el colegio hasta su graduación. Su incentivo es un kit de uniforme que incluye zapatos y útiles escolares. A fin de permanecer en el programa, los estudiantes deben tener una calificación promedio mínima de 75% y sus madres y padres deben involucrarse en el programa. Cada escuela y colegio tiene un Facilitador, quien es un voluntario de la comunidad que coordina la participación de las familias. Ellos son la columna vertebral para que el programa sea exitoso. Este año hemos tenido 820 estudiantes en el programa.

Marlene

 

Pero, ¿sirven café?

La provincia de Nariño es famosa por su café y fue en esta área productora de café donde CAPD recientemente copatrocinó un taller sobre construcción de filtros de agua. La Fundación Suyusama, copatrocinadora, ha estado trabajando por décadas en áreas rurales cerca de Pasto, para mejorar las vidas y la productividad de la gente del campo, mediante el uso de cocinas de leña más eficientes, irrigación por goteo, infraestructura para sistemas de agua, semillas mejoradas, extensión  agrícola en todas sus facetas, etc.

Este es el logo de la Fundación Suyusama.

Iván Castro, nuestro asociado en FRPG, trabajó para la Fundación Suyusama temprano en su carrera y fue  responsable de juntarnos. Previamente, un par de funcionarios de la Fundación  Suyusama participaron en un taller sobre construcción de filtros de agua en Pasto (vea un blog anterior) y fue bueno que se volvieran a involucrar nuevamente.   Bob no apreció los retos en la significativa logística de celebrar un taller sobre construcción de filtros de agua afuera en el campo; pero,  Iván y sus amigas y amigos en la Fundación Suyusama lo lograron.

La finca de demostración de Silvia.

Dirigencia de Suyusame y FRPG.

En la fotografía siguiente, ven una  “chiva”; la cual lleva carga y pasajeros en una ruta diaria. Sin este servicio, sería muy difícil transportar suministros o enviar cosechas al mercado. Las chivas tienen pitoretas muy sonoras. Y usted las puede escuchas venir a la distancia, desde las 6:00 a.m.; así usted tiene tiempo de salir a esperarlas en la carretera o camino vecinal. Son confiables; pero, no son rápidas, ni cómodas.

La chiva transportando nuestros moldes, llevando productos.

Esta es la estación lluviosa en Colombia e influyó en nuestra capacitación. Afortunadamente, encontramos una casa parcialmente terminada, y mezclamos concreto y llenamos moldes dentro de la casa y en el pórtico de la casa. La mañana siguiente la casa estaba siendo usada por un grupo de mujeres que preparaba almuerzos para  una reunión que se iba a celebrar en un salón de la iglesia cercana. Nuestro grupo se comportó según la ocasión y movió los tres moldes de concreto que pesaban 350 libras a un sitio de trabajo menos conglomerado; sosteniéndolo con una vara de bambú (ver foto).  No se engañen por el sol en las fotos.  Bob continuamente deseaba tener botas de hule para complementar su chaqueta de lluvia; pero, tristemente, tuvo que tolerar sus pies mojados por 2 días.

Como alimentar a 20 personas en el campo.

Un bienvenido punto con sol con fantástico escenario. En otras fotos, se pueden ver matas de café y las largas laderas del Volcán Galeras.

Sarandeando arena para la mezcla de concreto.

Ensamblando moldes.

Engrasando moldes.

El grupo aprendió algo de teoría, construyó 3 cajas para filtros de agua como parte del taller y aprendió a instalar los medios del filtro. Bob estaba muy impresionado con el grupo, 14 hombres y mujeres. Todos entraron en acción tan pronto se les avisó. Sin esta actitud proactiva, el taller no habría sido posible. Estas personas ahora saben lo que es posible cuando consideran las mejoras en el agua que se pueden realizar dentro de los hogares, cuando desempeñan roles como dirigentes servidores.

Compactando el concreto.

Reubicando los 3 moldes de 350 libras.

Sacando el molde

TENSOS – FUNCIONARA?

Extrañamente, a Bob no le dieron café, hasta que lo pidió.

Bob

Sillas de ruedas a la medida para necesidades extraordinarias

Tatiana, hace un año.

Puede que usted reconozca esta fotografía de Tatiana del año pasado. Nosotros la vimos sentada en el suelo, cuando estábamos entregando un cochecito a otro niño vecino. Tatiana tenía 12 años de edad en esa fotografía y nunca había ido a la escuela. Además, no había recibido la atención médica que merece, debido a complicaciones familiares.

Este año, fue su turno de recibir una silla de ruedas.

Tatiana, este año.

Aunque Tatiana no se expresó sus deseos el año pasado, este año ella admitió que le agradaría ir a la escuela. Esperemos que esto sea una realidad para ella. Nuestra organización asociada en el programa de sillas de ruedas en la Guajira es el Club Rotario el Cerrejón. Ellos brindan el seguimiento.

Josué posas con John, el diseñador de las sillas, en las afueras de su hogar.

Les presentamos a Josué, uno de los dos niños de la misma familia que nacieron con parálisis cerebral. Además de sus limitaciones físicas, Josué tiene visión limitada y solo ve sombras. La familia de Josué ha sido desplazada dos veces por la violencia interna de Colombia. Eso significa que DOS VECES la familia perdió todo lo que poseía y tuvo que volver a comenzar en otro lugar. ¿Puéde usted imaginar esto? Al momento, están viviendo en una casa humilde, conforme tratan de levantarse. La fotografía siguiente muestra su dormitorio.

Note las paredes hechas de bolsas de tela usadas para maíz y el piso de tierra. Esta es la habitación de la familia.

Yo podría seguir narrándoles una historia muy trágica y sin esperanza, pero esa no es mi intención. Esta familia tiene algo especial que comparten entre sí, y es el amor. Este amor se manifiesta tan claramente que motivó mi corazón. Creo que son una familia muy especial. El Club Rotario de Ronda de Sinu concuerda y les ayudará a adquirir una casa mejor. Este club es nuestro asociado para el programa de fabricación de sillas de ruedas personalizadas en Monteria.  Ellos brindan el seguimiento y nosotros (CAPD & ASODISPIE) brindamos mantenimiento y reparación anuales a las sillas de ruedas previamente distribuidas.

Forro de espuma de un asiento de silla bastante peculiar pero efectivo.

John, el diseñador de sillas, tiene una mente creadora y le encanta inventar. Y esto es lo que diseñó para Shirley, una niña con una condición que deja sus huesos vulnerables a múltiples fracturas. En su corta vida, Shirley ha tenido 17 fracturas. Así que, John desarrolló una silla de ruedas que se ajustara a su cuerpo y que la protegerá contra daños adicionales. Es un asiento para bebé modificado.

Shirley ocupa su silla como una princesa.

Shirley y sus padres están muy contentos con el resultado de este nuevo diseño. Esperamos que les brinde mayor independencia a todos y además de una mayor seguridad.

John y yo hicimos las visitas a Albania (la Guajira), luego Montería (Córdoba) y finalmente a Piedecuesta (Santander), brindando nuevas sillas de ruedas, revisando los modelos antiguos, y evaluando a nuevos niños para el Programa. En total, realizamos 31 visitas a niñas y niños que viven en áreas rurales y semiurbanas. CAPD se asocia con ASODISPIE para construir estas sillas de ruedas personalizadas. CAPD comparte los costos con los respectivos Clubes Rotarios asociados, adicionalmente con ASODISPIE quien realizo una campaña de recolección de fondos, para dos niños de Santander.

Gracias a todos nuestros asociados y donantes en este Programa. Los niños y sus familias se los agradecen.

Marlene

¡FANDIC llega a los 20 años!

Pendon de felicitación proporcionado por CAPD

¡FANDIC celebró su 20 aniversario este año! Conmemoraron la ocasión con una celebración para las y los voluntarios y las familias, quienes han estado durante estos años.

Colocando lustre en DOS grandes tortas de cumpleaños.

Marlene, como la fundadora de FANDIC, brindó una introducción de bienvenida. Cada familia recibió un  certificado de participación. Las niñas y los niños bailaron y hubo un mariachi alegrando este festejo. ¡Pasamos un gran rato!

Veinte años: es difícil comprender que esta frágil semilla, sembrada en una comunidad plagada de problemas, pudo haber florecido y continúa fortaleciéndose.

Historia de Fandic, presentada mediante fotografías. Nos ayudó a recordar momentos especiales.

Este año, Fandic fue escogida para representar a la categoría de organizaciones que trabajan con niñas y niños, para una campaña de Vanguardia Liberal (un diario local) llamada: “Bucaramanga sin límites”. A la organización que reciba más votos, se le brindan fondos para mejorar su infraestructura. Los fotógrafos vinieron y las familias respondieron.

Formando un corazón, un símbolo de la campaña.

Quienes desean votar por Fandic en esta campaña, va a https://www.bucaramangasinlimites.com/

FANDIC, todavía estaba celebrando cuando se tomó esta fotografía. Hay 4 personas extranjeras en esta fotografía. ¿Las puede ubicar? Buenas amigos, Dan y Vio, vinieron desde Canada para visitar, y  Beatriz vino desde Madrid como voluntaria por un mes. ¡Gracias por ayudarnos a celebrar!

Gracias a todos, líderes y familias de FANDIC, por su participación a lo largo de los años. Ustedes son el corazón de esta organización.

Marlene

Voluntarios y voluntarias increíbles

Para Bob,  el mes de octubre se asemejó a: “La vuelta al mundo en 80 días”. A lo largo de todo el mes, usando buses, automóviles y aeroplanos, él pudo visitar diversos grupos en 6 provincias diferentes. Fue algo que nunca repetiría, dice él.  Cada uno de estos grupos estaba planeando o realizando un proyecto para ayudar a sus vecinas y vecinos.  Y, por supuesto, cada uno de estos proyectos se relaciona con el agua.

Como se ha mencionado durante años, la CAPD está involucrada con el desarrollo participativo; así es como vamos donde la gente que conocemos, y vemos el entusiasmo y el compromiso, demostrado por estas personas. Con la mejoría en la seguridad, las y los habitantes de las ciudades se esfuerzan cada vez más para ayudar a las familias en las zonas rurales, siempre que el programa incluya actividades relacionadas con el agua, la educación, la salud y la economía. La CAPD ha brindado moldes para filtros de agua y capacitación en varios temas relacionados y relevantes para cada uno de los grupos participantes en proyectos de filtros de agua.

Bob está cada vez más impresionado con el compromiso de los Rotarios para ayudar a las personas de las áreas rurales a obtener agua sana para beber y cocinar. Estos proyectos requieren una gama de destrezas, que van desde la administración, la contabilidad, la logística, la capacitación, las relaciones con la comunidad y otras. Además, se requiere de un involucramiento en el campo, por lo menos dos veces por semana, y esto algunas veces requiere flexibilidad para sacar tiempo durante la semana. Bob desea hacer un reconocimiento a los servicios prestados por las y los voluntarios Rotarios en Fonseca, Santa Marta, Barranquilla, Montería, Ibagué y  Bucaramanga.

Las siguientes fotografías, muestran a algunas y algunos voluntarios en acción.

Rotario, Harold Bonilla (blanco) y Rotario Carlos (azul) inspeccionando el área de construcción para los filtros.

Rotarios de Santa Marta charlan con algunas y algunos líderes comunales, acerca de los filtros recién instalados en la comunidad.

Las y los Rotarios de Santa Marta visitan un hogar que había recibido un filtro hace 4 meses.

Rotarios de Santa Marta en un viernes, paseando por la calle en una aldea donde recientemente se habían instalado filtros para agua.

Las y los voluntarios de una fundación colombiana visitando la comunidad de Oasis (Santa Marta) y brindando actividades después de la escuela a niños y niñas en una comunidad muy pobre.

Las actividades de los sábados incluyen almuerzo.

Las y los Rotarios entregando filtros a una comunidad cerca de Monteria.

Las y los voluntarios comunales han recibido sus camisetas con el nombre y el logo del programa, y se aseguraron de que las personas recibieran todos los componentes de filtros para llevar a sus hogares.

En Ibague, la Rotaria, María Clara, saca tiempo libre en la semana para organizar materiales y enviarlos a otra aldea.

Cerca de Ibague, las y los Rotarios (turquesa) hacen preparativos para distribuir componentes de filtros. Tienen sus trabajos, pero pueden apartar tiempo para el proyecto.

Bob, la Rotaria María Clara y el Coordinador del Programa, visitan un hogar para ver cómo le va a la familia con el filtro.

El Rotario Mario, Director del Programa en Ibague, visita a una familia que tiene un filtro.

Las y los Rotarios de Nuevo Ibague y Armero Ibague fueron invitados a ayudar a esta comunidad para solucionar los problemas de agua que tenían. En un día entre semana, pasamos dos horas en carretera y otra hora atravesando por una dura calle sin pavimento, solo para poder llegar.

Con todo aprecio para nuestras y nuestros Voluntarios Rotarios, la columna vertebral de los proyectos de filtros de la CAPD.

Bob

 

 

 

 

 

Talleres de Capacitación para Seleccionar Filtros

Las últimas 3 semanas han parecido toda una vida, especialmente para las y los facilitadores que han asumido las responsabilidades de capacitación. Cada una de nuestras 3 organizaciones contribuyó para que la realización de 4 Sesiones de Capacitación en 3 ciudades fuera un éxito: Eva Manzano de CAWST, Bob de CAPD, and Iván y Rocío de FRPG. Estamos muy agradecidos con Eva por su energía, creatividad y liderazgo demostrados a lo largo de esta intensa experiencia.

Discusiones en grupos pequeños acerca de los temas de calidad del agua.

Comenzamos en Cartago, jueves y viernes, con un grupo de personas muy diverso, todas interesadas en los Sistemas Domésticos para Tratamiento de Agua (SDTA). Las y los participantes eran estudiantes, ingenieros en administración, a gente involucrada en las formas de abastecimiento comunal de agua en lugares donde no existen plantas de tratamiento. El objetivo era educar al grupo en el tema de un enfoque de múltiples barreras para poder tener agua sana; que podría no reunir las normas de potabilidad, pero ser lo suficientemente segura para no causar enfermedad. Fueron un gran grupo y participaron activamente. El viernes empacamos e Iván y Rocío manejaron 8 a 10 horas de regreso a Bogotá, con todo el equipo, porque el lunes comenzábamos otra vez.

Ellos repasaron las ventajas y desventajas de cada tipo de filtro.

Vertieron agua sucia por los filtros.

Comenzando el lunes, la primera sesión de capacitación de 3 días en Bogotá, abarcó mucho del mismo material que en Cartago; pero con un grupo mayor de funcionarios del sector públicos de los ministerios de vivienda y salud. Iván y Rocío casi no pudieron descansar y montaron los filtros y otros juguetes educativos para cuando Eva y yo llegamos. El día adicional permitió que los representantes del Ministerio de Vivienda pudieran hablar acerca de las regulaciones alternativas que gobernarán los dispositivos usados en los sistemas domésticos de tratamiento de agua. Colombia es líder en el conceptos hacia garantizar que los dispositivos instalados en los hogares de zonas rurales cumplan algunos tipos de estándares. Esta es una perspectiva motivadora; niveles gubernamentales que desean más control, formal y rígido, respecto a la calidad del agua.

A los grupos pequeños se les da ejercicios que les motivan a pensar y solucionar retos de la vida diaria.

Aquí, presentaron sus soluciones a un problema práctico.

El taller contribuyó a que muchos participantes percibieran el reto de ayudar a que las personas tengan mejor calidad de vida de una manera práctica, sin renunciar a algunas de sus responsabilidades de supervisión. También tuvimos representantes del Ministerio de Salud, para presentar un programa de educación en higiene que están implementando. El tema de este programa calza muy bien con los esfuerzos de los Sistemas Domésticos de Tratamiento de Agua, para reducir la incidencia de la diarrea y los parásitos, particularmente en niñas y niños. Los participantes, en su mayoría funcionarios del sector público, junto con voluntarios de la Cruz Roja. Todas estas personas tienen razones para aprender acerca de los aspectos prácticos de la estrategia multi- barreras del tratamiento de agua en los hogares.

Un asistente de la Cruz Roja presenta los resultados de ejercicio realizado en grupos pequeños.

El lunes siguiente, lo hicimos todo otra vez para las personas del Ministerio que venían desde fuera de Bogotá. Un grupo un poco más grande, pero nuevamente, motivados por las actividades de aprendizaje basadas en la experiencia guiadas por Eva, todos participaron. En estas sesiones uno siempre está atento y participa.

Demostración activa del enfoque de multi-barrera para tratar el agua.

El miércoles empacamos con cierta rapidez, pero Iván y Rocío tuvieron “pico y placa”, un sistema en el cual los autos salen de circulación un día por semana, en horas pico. Así que tuvieron que esperar a las 7:30 para comenzar su viaje a casa. Pero son más jóvenes que yo, ¡tienen más estamina!

Participantes en uno de los talleres de Bogotá.

Un taller más. El viernes por la mañana Eva, Rocío y yo nos reunimos para planear la agenda para realizar una capacitación de Promotores Comunales y Rotarios. Entonces nos fuimos al aeropuerto y volamos a Riohacha. Eva necesitaba comprar 65 mochilas para un evento que está organizando y el paseo a la orilla del mar en Riohacha es el sitio para comprar estas bolsas, así que con un puñado de dinero, ella se puso a negociar con algunos mercaderes callejeros durante 90 minutos. Misión cumplida, nuestro anfitrión, el Rotario Harold Bonilla, nos condujo a oscuras durante 90 minutos a Fonseca. La capacitación en Fonseca era diferente a las tres actividades anteriores, debido a que los Rotarios tenían un conocimiento limitado acerca de los filtros de Bio-arena e implementación de proyecto, a pesar de haber recibido, recientemente, financiamiento para realizar un proyecto grande.

El Rotario, Harold, guía una discusión en un grupo pequeño.

También tuvimos aproximadamente 14 voluntarios comunitarios quienes nos ayudarán con la logística, la educación y seguimiento necesarios para la construcción e instalación de 750 filtros. Lo primero que se nos fue, fue la electricidad, así que no tuvimos ni luz ni aire acondicionado. Agradecemos la intervención de un Rotario, que es director de la universidad local, y nos facilitaron un generador y, entonces, no todo se perdió. Tuvimos un grupo muy variado, de educación muy amplia; pero, nuevamente nadie se quedaba sentado en las clases de Eva. Luego de 2 días, tenemos plena confianza de que adquirieran una sólida comprensión del enfoque de multi-barrera al Sistema Doméstico de Tratamiento de Agua y que ahora entienden mejor cómo implementar un proyecto sostenible. Gracias a Harold y a su esposa Areidis por su hospitalidad.

Uno de los grupos presenta sus resultados con confianza.

Tuvimos una actividad de clausura donde los participantes realizaron comentarios amables; sin embargo, un adulto mayor de una comunidad rural se puso de pie y cantó una canción que había compuesto para la ocasión. Luego, nos cantó otra canción. Creo que llaman a estas personas: “cuenteros”. Un grato final.

Participantes del taller en Fonseca terminan con una nota feliz.

Estamos felices de haber podido realizar una cantidad increíble de capacitación, lo cual promoverá la demanda de más filtros en Colombia. Hubo retos al salir de Fonseca, pero esa es otra historia.

Bob

La Ruta de Chocolate

Conocí a Isidoro durante un taller que realizamos recientemente (ver el blog sobre Taller de Preparación para el Empleo). Isidoro es de San Vicente, un viaje de 2 a 3 horas en bus desde Bucaramanga, si todo sale bien. La pequeña ciudad de San Vicente tiene unos 4000 habitantes, pero hay unas 38.000 personas en todo el municipio. La zona es una gran productora de cacao, el fruto del chocolate.

Isidoro se gana la vida reparando equipo electrónico.

Isidoro no fue a la escuela; pero aún así es un hombre educado. Cuando él era niño, él vivía con su padre en una parte alejada del municipio, a unas 12 horas de camino de una calle principal. Aunque él no asistió a la escuela, un sacerdote le enseñó a leer La Biblia. Luego, a la edad de 12 años él fue secuestrado por la guerrilla y, a la edad de 14 años, fue herido por un dispositivo explosivo y perdió la movilidad de sus piernas. Luego de su “rehabilitación”, el aprendió electrónica por sus medios y así se gana la vida.

Isidoro posa frente a su marca de chocolate.

Hace doce años se motivó a hacer algo nuevo y emprendió el viaje por la ruta su chocolate. Su sueño es convertir San Vicente en un sitio turístico relacionado con el cultivo y proceso del chocolate. Olga, Presidenta de FANDIC, y yo fuimos voluntarias en: “La Ruta del Chocolate”.

La tienda de Isidoro donde vende sus productos de chocolate.

Isidoro fabrica 20 productos de chocolate y los vende en su tienda, que abrió hace 2 años. Desafortunadamente, va a tener que cerrar la tienda porque no es auto-sostenible. El está usando fondos propios para mantenerla en operación.

Uno de los 20 productos, una caja de chocolates.

Él nos dice que la población de San Vicente no es lo suficientemente grande como para sostener la tienda. Él desea vender sus productos en otras ciudades, como Bucaramanga; pero, para hacer esto, debe registrar sus tres líneas de producción en el INVINA, la agencia de regulaciones. Y esto es muy caro.

Olga y yo posamos con Isidoro frente a su fábrica. El emblema es de la mazorca de cacao.

Isidoro fabrica 20 productos, incluyendo chocolate en polvo, con y sin edulcorante, y muchos tipos de caramelos y chocolates con el equipo que tiene en su fábrica. Su fábrica es sostenible, pero, para cumplir las regulaciones del INVINA, deberá actualizar la maquinaria.

Luego de una visita a la fábrica, visitamos la finca de cacao, donde Isidoro compra su materia prima. Don Ernesto, el dueño de la finca, tiene 10.000 árboles de cacao. El cacao es 100% orgánico. Él tiene 200 cabras que producen un fertilizante nutritivo y leche, con la cual produce una línea de productos de leche.

Don Ernesto nos enseña una mazorca madura.

La abre para mostrarnos los granos.

Los granos, con la cubierta de mucílago, se remueve fácilmente.

Los granos de cacao son colocados en un tanque de fermentación y se van volteando cada 7-8 horas, para remover el mucílago. Isidoro compra la mazorca entera y usa la cascara como recipiente para los chocolates y el mucílago en su receta de caramelos.

Cacao secado al sol por 3 días.

Luego de la fermentación, los granos de cacao se ponen al sol para secado, como se muestra aquí.

El grano de cacao de la izquierda se colocó a secar al sol ese día. El grano de la derecha se secaron al sol por 3 días. Ustedes pueden apreciar la diferencia.

La fotografía anterior nos muestra la diferencia entre los granos que ha sido completamente secados y otros que apenas inicia el proceso de secado. Los granos al fondo se acaban de poner a secar. Usted aprecia la diferencia en el color. Luego del secado, se remueve la cascara y los granos están listas para ser procesadas.

Una simulación de entrevista en una estación local de radio comunitaria.

Isidoro es unos de los fundadores de esta estación de radio comunitaria, que está llegando a sus 20 años. Es una de las pocas estaciones de radio autosostenibles.

Isidoro es un emprendedor que ha fundado empresas sociales y comerciales. Él es un miembro respetado de la comunidad. Su sueño es que su fábrica pueda brindar empleo a personas con discapacidad, en la producción y las ventas. Yo prometí ayudar comenzando una campaña.

Quienes tienen experiencia con financiamiento usando eventos de masas, se pueden poner en comunicación conmigo. Si conocen a un comerciante colombiano o canadiense, que esté buscando una oportunidad de inversión, me contactan. ¡Levantemos el techo para Isidoro Caballero!

Marlene

Taller de Preparación para el Empleo

Clase que se gradúa del taller de Preparación para el Empleo.

Ellas y ellos son felices graduados de un taller de Preparación para el Empleo para personas con discapacidad, de36 horas de duración, que se acaba de completar en Bucaramanga. Craig Baskett, Administrador del Programa de Transición Vocacional, Facultad de Educación Continua y Extensión, de la Universidad de Mount Royal (MRU), nos condujo paso a paso a través de su programa de preparación académica, experiencia práctica y apoyo en el sitio laboral.

Craig explica el modelo de la Universidad Mount Royal, con el apoyo en la traducción de Leidy, una estudiante Universitaria.

El objetivo era aprender acerca del modelo usado en Calgary y adaptarlo al contexto local. La inclusión en el empleo es un tema importante para las personas con discapacidad. CAJASAN, un bolso de empleo, ha implementado una estrategia pero con éxito limitado. Había mucha motivación para escuchar la presentación de Craig.

El taller fue organizado por FANDIC, CAJASAN y la Red de Discapacidad de Santander. Esta actividad fue patrocinada por CAPD, la Universidad Mount Royal y el Club Rotario de Calgary Sur. Los participantes incluyeron personas de la academia universitaria y líderes de cada una de las tres entidades colombianas ya mencionadas.

Empleadas de CAJASAN y una académica.

Los participantes trabajaron en grupos, para captar mejor las adaptaciones propuestas por el modelo de la Universidad Mount Royal en el contexto local. Los conocimientos y las experiencias de cada persona se combinaron para crear una nueva visión para el empleo inclusivo.

Hubo momentos para la reflexión:

Mónica, investigadora académica, reflexiona acerca de lo que se ha dicho.

Se realizaron las presentaciones de los trabajos:

Alberto habló usando un intérprete de señas.

Alexander presenta material que no puede ver; pero lo tiene bien alojado en la memoria.

Respondieron preguntas del grupo:

Carol de CAJASAN habla de su experiencia con la inclusión en el empleo.

Craig brindó mucha retroalimentación constructiva.

Hubo mucha discusión:

Danilo, un psicólogo, está pronto a trabajar en el campo del empleo inclusivo.

Olga,expresa su visión basada en la experiencia con FANDIC y la Red de Discapacidad.

Y disfrutamos nuestros momentos de interacción social durante el almuerzo.

Comida típica colombiana y la conversación, una excelente combinación.

Luego, de vuelta al trabajo, hasta que lográramos la meta: El primer borrador de una estrategia sobre Empleo Inclusivo para Bucaramanga.

Martha (izquierda), Maria Eugenia (al centro) y Adele (derecha) con sus certificados.

Craig estaba muy complacido con el obsequio y yo también. Al final todas y todos estábamos muy joviales.

Además del taller, Craig realizó una conferencia para el público y otra presentación para las personas que venían a la reunión de la red de discapacidad. Hubo mucha asistencia de participantes en ambas reuniones.

También visitamos dos empresas que ya están contratando personas con discapacidad, en el área auditiva. Una de estas empresas es un salón de belleza, donde nos dieron un ¡manicure de gratis!

Nuestras muy competentes manicuristas, ambas eran mujeres sordas. ¿Cómo nos comunicamos? No hubo problema.

Craig terminó algo cansado, pero complacido con el resultado. Luego de haber observado las presentaciones finales, él sabía que el taller había logrado su objetivo. ¡Los grupos lograron la meta!

Gracias a Craig, los organizadores del taller y a los patrocinadores por brindar esta oportunidad de progresar en el empleo inclusivo.

Marlene

El vinculo del artículo que salio por la Vanguardia Liberal:

http://www.vanguardia.com/informes-comerciales/publicacion-comercial/430576-cajasan-apoya-la-inclusion-laboral-para-personas-c