Sillas de ruedas personalizadas cambian vidas

Yorcelis con Martha, Coordinadora en La Guajira, su madre y John, el ingeniero.

Yorcelis estaba simplemente muy contenta por haber recibido su nueva silla de ruedas.  Ella dejó eso muy en claro desde el primer momento que ella la miró. Al mirar la fotografía, ustedes pueden darse cuenta que la casa de la señorita está rodeada por arena. De hecho, la casa está separada de la carretera principal por un camino de arena de 12 km. Esta nueva silla de ruedas, fabricada a la medida, facilita el que ella y su madre puedan ir a las citas médicas.

Alina con Juan José en Montería.

No todas las sillas que brindamos son nuevas. Muchas devuelvan al program y son arregladas. La silla de ruedas de Juan Jose ha tenido 4 usuarios diferentes y es nuestro modelo favorito para niñas y niños de 3 a 4 años.

Miembros del Club Rotario Ronda del Sinú en Montería y Marlene posan con Johan con su cochecito recién refaccionado.

Se trata de un esfuerzo de equipo. Los Clubes Rotarios identifican a las y los niños que serán evaluados y brindan todo el trabajo logístico. Marlene de CAPD pone a los Rotarios en comunicación con el equipo en ASODISPIE, además traen experiencia y destrezas terapéuticas al proyecto.

Gerbi con su madre en La Guajira. Su silla es nueva, hecha para atender sus necesidades.

El corto tiempo que paso con las familias, me da un poco de introspección en sus vidas. Hablo principalmente con madres, algunas son madres sustitutivas de niñas y niños con discapacidad, abandonados por su discapacidad. Yo veo el amor y los cuidados que estos niños reciben y me doy cuenta de que son un don porque nuestra interacción con ellas y ellos nos ayudan a ser más humanos.  

He visitado a Gerbi y a su madre a lo largo de 4 años. Yo siento que su madre y yo nos comunicamos de una manera especial. Esa comunicación tiene una historia de escuchar, resolver temas juntas, empatía y amor. Está en nuestros ojos y en nuestros corazones.

Este proyecto está siendo financiado conjuntamente por CAPD y nuestros asociados, Club Rotario Ronda del Sinú de Montería, la Fundacion Rotaria Manos Solidarias de Cerrejón y ASODISPIE en Santander. Nuestro equipo técnico en ASODISPIE está formado por John (ingeniero), Jorge (técnico) y Oscar (tesorero).

Gracias a todas y todos quienes han participado con  su interés y sus donaciones.  

Marlene

Proyecto Agua Segura en Ipiales

Como parte del programa agua segura de la CAPD, Bob visita clubes Rotarios en Colombia que están realizando proyectos con filtros de agua, la mayoría de los cuales son financiados por Subvenciones Globales de la Rotary Foundation.  Algo nuevo que la CAPD inició en el año  2018 es un programa de capacitación para las y los voluntarios de la comunidad, quienes forman parte de las familias que han recibido filtros para agua. Estas y estos voluntarios le ayudan a la Coordinadora Comunitaria de Rotarios a organizar reuniones, solucionar problemas simples y responder a las preguntas de las familias cuando no están presentes los Rotarios o la o el Coordinador Comunal. La capacitación inicial es un Taller de 2 días, al iniciarse el proyecto, con otro Taller de Seguimiento y Refrescamiento, un año después de haber comenzado el proyecto. Iván Castro and Rocío Robayo han estado brindando esta capacitación, algunas veces con la financiación de la CAPD y otras con el financiamiento del Proyecto Rotario.

Iván y Rocío, capacitadores y facilitadores del Programa Agua Segura.

Iván, Rocío y yo brindamos esa capacitación en Ipiales, a finales del 2018, que es una ciudad de unos 140.000, ubicada justo en la frontera con Ecuador.  Esta área está a una gran altitud  (más de 3.000 metros), así que es muy fría, muy fértil y llueve mucho. Hay muchos pequeños propietarios que cultivan papas, brócoli y muchos otros vegetales cerca de la ciudad.  

Plantación de papas, un ejemplo de los cultivos en esta zona.

La capacitación de refrescamiento comenzó en una comunidad indígena llamada: ’12 de Octubre’, donde cada uno de nosotros 3  nos dividimos en grupos separados, cada uno incluía a una o un Voluntario Comunataria. Cada grupo visitaba de 4 a 5 hogares y observaba los aspectos físicos de los filtros, los procesos familiares y los procesos realizados por las y los voluntarios. Después, revisamos las observaciones y encontramos que los únicos problemas eran la falta de goteros para cloro y tamaños incorrectos en los tubos de salida.  

Las y los miembros del grupo incluían a Bob, Evan and Rocío, Rotarios del Club de Ipiales y Voluntarios Comunitarias.
Las y los Voluntarios Comunales no son asalariados, pero reciben una camisa y una mochila con libros, con el logo del programa y otros artículos.

Esta visita y discusión fue seguido de un masivo almuerzo, a las 10 a.m. Ellos lo llaman un refrigerio liviano. Estábamos en GRAN PROBLEMA porque sabíamos que en nuestra siguiente parada, la Comunidad de Guacuan, estaban preparando un gran almuerzo para toda la comunidad.

En la cultura Colombiana uno debe dar la mano a todos. Esto nos llevó cierto tiempo.
Bob miró en algunas ollas y supo que las damas habían estado ocupadas – una gran olla de sopa Sancocho, una olla de 3 kg de arroz, otra olla con papas hervido y una gran olla de trozos de pollo.

Claro que, como invitadas e invitados, nos dieron los trozos más grandes. Bob pudo comerse toda la sopa, el plato principal fue devuelto a la comunidad, donde las y los miembros gustosos se lo llevaron a sus hogares.  

Después vinieron los discursos y las fotografías con las y los niños, las familias individuales y luego todas y todos juntos.  

Bob hablando a la comunidad.

La retroalimentación de las familias que usan los filtros fue muy gratificante. La contaminación biológica en esta área es extrema y la gente en el pasado ha tenido que hervir su agua, con gas natural o leña. Con los filtros de agua, esto no es necesario y ¡el agua sabe muy bien!

Bob visita a las y los niños de la comunidad.

Un par de historias. Se rumora que los hombres prefieren beber agua filtrada después de una noche de tragos, porque amanecen sin dolor de estómago por la mañana. Otro caballero dijo que prefería usar agua filtrada al fabricar su guarapo, porque es más dulce. ¡A cada uno lo suyo! 

Fernando, tiene 5 años de edad.

Para mí, la historia más emocionante es la de Fernando quien, a los 5 años, es  pequeño para su edad. Su madre es una Voluntaria Comunitaria muy consciente en el sector ’12 de Octubre’.  Por ir muy apretados en el camión, Fernando se fue con mi en el asiento de adelante. Conforme pasábamos por el hospital en Ipiales, el señaló. A los 5 años de edad, él lo sabía muy bien. El y su madre habían ido ahí varias veces porque él había tenido diarrea aguda. Ahora que tienen un filtro de agua, ya no tienen que visitar el  hospital para ser tratados por diarrea.

¡Qué gratificante!

Bob

¿Qué se necesita para ahorrar?

¿Cuánto necesita ahorrar usted para poder realizar una renovación en su hogar, como poner piso de cerámica en su casa? ¿Cuánto para poder enviar a su hijo o hija a la universidad? ¿O cuánto necesitaría para pagar los tratamientos de ortodoncia que necesita su hijo o hija?

Todas estas son metas mencionadas por las y los miembros del grupo de ahorros GEMA. Este programa es patrocinado por Investing Hope Foundation (IHF) y facilitado por el Programa Luz Verde Auxilio Educativo.

Los miembros escribieron en hojas de papel 3 objetivos que cada uno tenía para ahorrar. Luego, estos objetivos se ordenaron por categorías como: mejoras en el hogar, viajes, educación de los hijos, compras, atender emergencias o comenzar un negocio.

El ahorro no es un hábito de estas comunidades, no obstante, empezaron de hacerlo desde junio. Iniciaron un total de 17 grupos GEMA, la mayoría están en las áreas rurales. La membrecía va de 13 a 18 miembros por grupo. Se reúnen una vez al mes y se requiere que cada uno ahorre como mínimo 3000 pesos por semana. De junio a setiembre ellos ahorraron un total de 21.600.000 pesos colombianos.

Rocío les enseña un método para calcular la cantidad que necesitan ahorrar, mensual y semanalmente, para poder alcanzar sus metas.

Los materiales usados fueron una cartilla sobre el ahorro y las calculadoras brindados por la Fundación IHF. La fundación le brinda capacitación a Rocío quien, a su vez, capacita a un grupo de facilitadoras. La fundación IHF brinda una supervisión al programa tres veces por año.

Miembros del grupo GEMA en Los Teres calculando sus metas de ahorro.
Esta miembro tiene claro su meta. Ella deseába ahorrar 300,000 pesos en seis meses para comprar 20 gallinas, lo que significa ahorrar 12,500 pesos por semana.

Algunos miembros encontraron que el ejercicio para calcular sus metas era fácil; pero, para otros se trataba de una nueva experiencia. La mayoría no tenían una meta de ahorro clara por ende no sabían cuánto costaría cumplirla. Pero se ayudaron mutuamente y, al final, todos pudieron hacer el ejercicio.

Tenía mucha curiosidad por saber cómo las personas sin una cultura de ahorro se esforzaron para ahorrar. Las dos mujeres de la fotografía anterior nos brindan ejemplos, pero la mayoría de los miembros ahorran gastando menos. Me sorprendí cuando me dijeron que era fácil ahorrar. Sin embargo, ellos todavía no tienen este hábito.  No ahorraron de forma regular. Más bien, han buscado dinero de una u otra forma para poder resolver gastos de emergencia. ¡Mucho estrés!

Nuestra esperanza es que los grupos GEMA pueden ayudar a estos miembros a formar el hábito del ahorro y que invierten sus ahorros en el futuro. La meta de todos es mejorar la calidad de vida, para sí mismos y sus hijas e hijos.

Marlene

Emprendimiento para familias donde hay discapacidad

En el blog anterior hablamos de un proyecto de emprendimiento con estudiantes. Este blog presenta un Proyecto de Emprendimiento en FANDIC que abarca a personas con discapacidad y sus familias. Este proyecto recibió financiamiento del Club Rotario de Calgary South.

El propósito de este proyecto de microempresa es brindar una oportunidad de empleo para las personas en desventaja. Las personas seleccionadas son invitadas a participar en una capacitación ofrecida por la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en temas como: emprendimiento, administración y finanzas. Algunas usaron la capacitación para mejorar sus propios negocios. Otros están relacionados con este proyecto de microempresa. Muchos ahorran sus ganancias en un grupo Gema (más información después).

El Mercadillo Campesino de Ventas en la Mesa de los Santos. De derecha a izquierda en la fotografía aparecen, Marcela (Coordinadora del Proyecto), Bryanda (Tesorera de FANDIC), Adela (vendedora), Marlene (CAPD), y Bob (CAPD y miembro del Club Rotario de Calgary South).

En los Mercadillos,  iniciativa liderada por la Alcaldía de Bucaramanga se venden Dulces y Chocolates Caballero, productos fabricados por Isidoro Caballero, el hombre de chocolate, sobre quien escribí el año pasado y cuyos productos ahora están registrados en el INVIMA. Adela, la vendedora, es miembro de grupo de ahorros Gema en su zona,  La Mesa de Los Santos.  

Productos de venta en los Mercadillos.

En el punto de venta,  con el stand de exhibición  hay una variedad de productos para vender, incluyendo caramelos, chocolate en bola para hacer bebidas de chocolate (con y sin dulce), chocolate relleno con frutas y coco y las mantecadas de FANDIC.

Andrés, conductor de FANDIC, demuestra lo compacto de los stands de exhibición. Estos stands pueden caber en una mochila y pesan muy poco.

Andrés coloca los stands en los Mercados Campesinos los domingos, mientras Marcela repasa el inventario con la vendedora.  FANDIC actualmente instala stands de venta en 2 mercados del domingo y un punto de mercadeo de artesanías durante ciclos de 15 días. Su plan es continuar aumentando el número de stands,  brindando así más oportunidad a un mayor número de personas

Marcela y Andrés (derecha) posan con la vendedora, Carmen y su hija Mayra (izquierda).

Mayra, es una joven cliente de FANDIC, recibe capacitación sobre ventas impartida por la madre. Su entusiasmo y enfoque  de positivismo hacia la vida,  se ha ganado los corazones de todas las vendedoras del Mercadillo. Para su madre, Carmen, esta microempresa es una oportunidad de fortalecer el escaso ingreso familiar. Ella también forma parte de un grupo de ahorros Gema.  

Mayra brinda información sobre los productos que estoy comprando: Una caja de chocolates rellenos de frutas, y chocolate para la mesa.

¡Apuesto a que la semana entrante regresaré a comprar más delicias de chocolate!

Marlene

“YES” AL EMPRENDIMIENTO

En noviembre del año pasado, Bob, Rocío Núñez, Coordinadora Nacional del Programa Luz Verde, y yo, visitamos la fundación Investing Hope en Bogotá, para aprender acerca de su proyecto de emprendimiento y ahorro con estudiantes. ¡Fue muy impresionante!

Este es el Grupo YES en Mesa de los Santos.

Este año, el proyecto fue traído a Santander participando en 6 grupos, dos en colegios rurales y 4 en FANDIC. El tamaño de cada grupo va entre 12 a 18 estudiantes.  Nuestro primer año piloto, Rocío es la facilitadora de todos los grupos, a su vez comprometida en capacitar a otros facilitadores con el Programa Luz Verde, porque queremos abrir otros grupos el año entrante.

Bob y yo visitamos los clubes de YES en la Mesa de los Santos y en FANDIC. Nosotros estamos enamorados con el entusiasmo con el cual se han manifestado los grupos del proyecto, y trataremos de transmitirles a ustedes algo de este entusiasmo.

Las y los estudiantes entregan sus ganancias.

Entre los primeros puntos del orden del día es: las y los estudiantes entregan sus ganancias al comité escogido, aquí se registra el ingreso y el saldo, entre las ganancias y la cantidad que adeuda para comprar material prima.

Seleccionar dulces para colocar en los pinchos.

Rocío les muestra cómo se va a construir cada pincho.  Los estudiantes seleccionan 3 dulces grandes y 4 dulces pequeños para colocar en cada pincho.

Dos estudiantes de FANDIC construyen sus pinchos.

Quienes están en FANDIC reciben asistencia que les ayuda en el proceso. Esta experiencia se usa como un momento de enseñanza, para fortalecer los procesos terapéuticos, refuerza: cantidades, colores y tamaños relativos. También ayuda a desarrollar las destrezas manuales.

El pincho se envuelve dentro de una bolsa y se ata con una cinta.

Cada pincho con dulces se vende por $1000 de esta cantidad, el estudiante se gana $500. Además de pinchos, los estudiantes venden mantecadas, horneadas en la panadería de FANDIC, chocolates de la fábrica de chocolates de Isidoro Caballero persona con discapacidad.  Los ahorros iniciaron en el mes de julio, entre los dos grupos en la Mesa han vendido 1.433 Pinchos y 996 trozos de mantecada, para un total de 822.000 COP en ahorros.

Los estudiantes les venden a la familia y amigos. Algunos hacen preventa por adelantado. Las ganancias van a una caja y las cuentas se revisan por triplicado. Al final del año, los estudiantes tienen la opción de abrir una cuenta de ahorro en el banco. Pueden retirar el dinero o continuar ahorrando. Algunos de los objetivos de los estudiantes para estos ahorros son: comprar ropa, un telescopio, una cámara y hacer un viaje.

Una madre con su hija de preescolar y una sobrina.

Las madres y los padres se sienten motivados para que sus hijas e hijos participen de este programa, porque reconocen su valor. La niña más joven a la izquierda tiene cinco años. Su madre, al lado derecho le va explicando lo que tiene que hacer, pero es ella la que hace el pincho.  La otra niña es una sobrina, quien resultó ser muy productiva.

¡El emprendimiento y el hábito del ahorro llegaron para quedarse! Trataremos este tema en las siguientes semanas.

Marlene

¿Qué está sucediendo en Colombia?

Ha pasado mucho tiempo desde que contribuí a este blog, pero eso no significa que ¡no dejaran de pasar muchas cosas! ¡Nuestras y nuestros compañeros colombianos han estado muy activos en nuestra ausencia! Y pronto veremos, con nuestros propios ojos (y cámaras), sus nuevas iniciativas, para que yo se las pueda mostrar a ustedes.

Pero, mientras tanto, para estimular su apetito, deseo presentarles un enlace sobre un producto de ASODISPIE. Se llama HandBike, donde se muestra la conversión de una silla de ruedas común corriente a una silla de ruedas eléctrica, que puede desplazarse por caminos rústicos, sin pavimentar.

El ingeniero que desarrolló este producto se llama John Portilla. La HandBike es un sub-producto de la tecnología desarrollada en un proyecto más grande apoyado por el Club Rotario de Calgary del Sur (el club de Bob), para recuperar sillas de ruedas motorizadas, cuyos componentes eléctricos han fallado. John desarrolló un control eléctrico “casero” que es muchas veces menos caro que los fabricados en el extranjero. Informaremos más sobre este tema en un futuro blog.

Por ahora, les invito a mirar un corto video de 1:20 minuto, donde se muestra las características de la HandBike, Haga click en este enlace para mirar el video:  https://youtu.be/2yaPBrqz-Oo .

Nos hablamos pronto,

Marlene

Actualidades acerca del “Hombre de Chocolate”

¿Recuerdan a Isidoro, el hombre que es propietario de una fábrica de chocolates, acerca de quién escribí en mayo del 2018? Al momento de esos escritos, él estaba buscando fondos para poder inscribir sus productos ante el Invima, que es la agencia colombiana que regula los alimentos y las drogas.

Isidoro en su antigua tienda.

La primera parte de las buenas noticias es que Isidoro ahora está en el proceso de registrar una línea de su empresa. Es la línea de producción de chocolates y confites. El piensa que una vez que pueda aumentar la distribución de estos productos, él podrá reunir los fondos suficientes para poder inscribir la segunda línea, la línea que se necesita para registrar el chocolate usado para el chocolate de la mesa.

El frente de la nueva tienda, viendo hacia adentro.

La segunda parte de las nuevas noticias, es que  Isidoro y su nuevo asociado abrieron una nueva tienda en un área de mucho tráfico. La nueva tienda está localizada aproximadamente a una hora de Bucaramanga y mira hacia el embalse creado por la Represa Sogamosa. Tiene una hermosa vista.

Vista desde la nueva tienda de Isidoro.

Yo estuve ahí una semana después de la inauguración, todavía queda por realizar mucho del potencial del nuevo local. En aquel momento, uno solo podía comprar productos de chocolate y bebidas.

Clientes decidiéndose sobre qué comprar.

Mientras otros descansan y disfrutan de la vista.

Esta ubicación tiene un gran  potencial para expandir el menú; así como para otros servicios, según el asociado de Isidoro. ¡Les deseamos muchos éxitos!

Este es un blog de  “interés especial”, pues Isidoro no constituye un proyecto de la CAPD. Sin embargo, él es un amigo que motiva nuestro corazón con sus logros. .

Marlene

En Memoria de Armero, Tolima

Yo, realmente no había internalizado el alcance de la tragedia ocurrida durante la noche de noviembre del 1985, cuando el volcán Nevado del Ruiz hizo erupción y causó rápidos y masivos deslizamientos de barro sobre 6 áreas de drenaje.  La más conocida de estas áreas de tragedia fue el Municipio de Armero, Tolima, Colombia. Aquí, unas 25,000 personas de los 40,000 habitantes murieron en pocas horas.  Las personas que no fueron enterradas sufrieron quemaduras de ácido, porque la mezcla de barro contenía grandes cantidades de sulfuro. https://en.wikipedia.org/wiki/Armero_tragedy

Monumento a quienes perdieron sus vidas. Note el marcador de la tumba, que está a la derecha del pie de Bob.

Este monumento nos da una sensación de quién está ahí abajo. El área de barro ahora tiene arbustos, pero, hay marcadores para las tumbas donde están las familias enteras que murieron.

El edificio que ustedes ven en la fotografía realmente era el cuarto piso del hospital.
Esta piedra había sido movida por 14 km.

Esta piedra era un muy conocido marcador del curso del río, corriente arriba, a los 14 km de donde cayó por la erupción.

Este monumento indica donde estaba la estación de policía y donde murieron 35 policías.

Aunque hubo signos de advertencia de que el volcán iba a hacer erupción, había una distracción simultánea que estaba ocurriendo en Bogotá que paralizaba al gobierno nacional. Resulta que, en ese momento, el Grupo Armado M-19 había tomado la Corte Suprema en Bogotá. Hubo una impresionante ayuda internacional para socorrer a las víctimas en Armero; cuyos componentes todavía muestran evidencias en la región hoy.

Muchos sobrevivientes terminaron en una pequeña ciudad llamada Armero Guayabal; pero la tragedia todavía está en sus corazones, y eso continúa dando forma a la industria turística en la región.

Bob

 

 

 

Aspectos destacados del Programa Luz Verde

En noviembre, viajé por las comunidades donde está operando el Programa Luz Verde de auxilio educativo. Francamente, quedé plasmada por el entusiasmo de madres y padres por sus proyectos. Este blog presenta los aspectos más destacados.

LOCALIDAD: SANTANDER

Grupo de madres y padres en el colegio La Purnia.

Estos padres en la foto están muy entusiastas acerca de su proyecto de recolectar fondos para realizar mejoras en el colegio, como una biblioteca, un jardín con flores y árboles; además, de un proyecto de reciclaje. Primero, sembraron maíz, una parte del cual pudieron vender, con la otra hicieron ayacos para vender. Usaron los fondos para establecer una biblioteca con internet y sembrar flores alrededor de su nueva escuela.

Su proyecto actual es fabricar y vender productos de limpieza. Varias mujeres tomaron un curso en SENA para aprender el proceso. Recién comenzaban operaciones cuando se tomó esta foto.

Fabrican productos de limpieza para cocinas, baños, pisos, vajilla, etc

Los proyectos como estos están floreciendo en las 17 comunidades donde opera el Programa Luz Verde. Cada comunidad decide  cómo recauda los fondos que se requieren para  establecer la biblioteca comunal, sembrar jardines escolares y motivar el reciclado.

Las y los estudiantes con sus madres y padres.

Estudiantes agradecen a CAPD y a canadienses por auxilio recibido mediante el Programa Luz Verde.

LOCALIDAD: ALBANIA, GUAJIRA

Grupo de madres y padres en comunidad Wayuu de San José.

¿Qué es lo que sostienen en sus manos? ¡Son artículos de materiales reciclados!

La facilitadora nos muestra a un gran artículo decorativo confeccionado con material reciclado.

La comunidad San José han construido una biblioteca donde estudiantes pre-escolares y de educación primaria realizan artículos decorativos usando materiales reciclados. Estas actividades elevan el nivel de conciencia en los niños y estimulan la creatividad. ¡Pero esto no es todo! También tienen cultivos para la venta, como paja, y están haciendo un parque de juegos infantil con llantas recicladas.

Madres hablan sobre la importancia del Programa Luz Verde para sus hijas e hijos.

La siguiente generación.

Este bolso tradicional, llamado mochila, fue hecho por mujeres en la comunidad de Jurimakal.

Otras comunidades  Wayuu confeccionan y venden estos bolsos tradicionales, llamados  mochilas, para ganar fondos para sus proyectos comunales. Estos son preciosos bolsos confeccionados a mano, muy duraderos.

Un poco de diversión – posando con los sombreros obsequiados por la comunidad. Luis, izquierda, es el Facilitador para la comunidad de Jurimakal. Miladis, Facilitadora de la comunidad de Pinski, está a la derecha. A la par de ella está Rocío, la Coordinadora Nacional del Programa Luz Verde y la visión creativa detrás de estos proyectos.

El objetivo del Programa Luz Verde es mantener a los estudiantes en el colegio hasta su graduación. Su incentivo es un kit de uniforme que incluye zapatos y útiles escolares. A fin de permanecer en el programa, los estudiantes deben tener una calificación promedio mínima de 75% y sus madres y padres deben involucrarse en el programa. Cada escuela y colegio tiene un Facilitador, quien es un voluntario de la comunidad que coordina la participación de las familias. Ellos son la columna vertebral para que el programa sea exitoso. Este año hemos tenido 820 estudiantes en el programa.

Marlene

 

Pero, ¿sirven café?

La provincia de Nariño es famosa por su café y fue en esta área productora de café donde CAPD recientemente copatrocinó un taller sobre construcción de filtros de agua. La Fundación Suyusama, copatrocinadora, ha estado trabajando por décadas en áreas rurales cerca de Pasto, para mejorar las vidas y la productividad de la gente del campo, mediante el uso de cocinas de leña más eficientes, irrigación por goteo, infraestructura para sistemas de agua, semillas mejoradas, extensión  agrícola en todas sus facetas, etc.

Este es el logo de la Fundación Suyusama.

Iván Castro, nuestro asociado en FRPG, trabajó para la Fundación Suyusama temprano en su carrera y fue  responsable de juntarnos. Previamente, un par de funcionarios de la Fundación  Suyusama participaron en un taller sobre construcción de filtros de agua en Pasto (vea un blog anterior) y fue bueno que se volvieran a involucrar nuevamente.   Bob no apreció los retos en la significativa logística de celebrar un taller sobre construcción de filtros de agua afuera en el campo; pero,  Iván y sus amigas y amigos en la Fundación Suyusama lo lograron.

La finca de demostración de Silvia.

Dirigencia de Suyusame y FRPG.

En la fotografía siguiente, ven una  “chiva”; la cual lleva carga y pasajeros en una ruta diaria. Sin este servicio, sería muy difícil transportar suministros o enviar cosechas al mercado. Las chivas tienen pitoretas muy sonoras. Y usted las puede escuchas venir a la distancia, desde las 6:00 a.m.; así usted tiene tiempo de salir a esperarlas en la carretera o camino vecinal. Son confiables; pero, no son rápidas, ni cómodas.

La chiva transportando nuestros moldes, llevando productos.

Esta es la estación lluviosa en Colombia e influyó en nuestra capacitación. Afortunadamente, encontramos una casa parcialmente terminada, y mezclamos concreto y llenamos moldes dentro de la casa y en el pórtico de la casa. La mañana siguiente la casa estaba siendo usada por un grupo de mujeres que preparaba almuerzos para  una reunión que se iba a celebrar en un salón de la iglesia cercana. Nuestro grupo se comportó según la ocasión y movió los tres moldes de concreto que pesaban 350 libras a un sitio de trabajo menos conglomerado; sosteniéndolo con una vara de bambú (ver foto).  No se engañen por el sol en las fotos.  Bob continuamente deseaba tener botas de hule para complementar su chaqueta de lluvia; pero, tristemente, tuvo que tolerar sus pies mojados por 2 días.

Como alimentar a 20 personas en el campo.

Un bienvenido punto con sol con fantástico escenario. En otras fotos, se pueden ver matas de café y las largas laderas del Volcán Galeras.

Sarandeando arena para la mezcla de concreto.

Ensamblando moldes.

Engrasando moldes.

El grupo aprendió algo de teoría, construyó 3 cajas para filtros de agua como parte del taller y aprendió a instalar los medios del filtro. Bob estaba muy impresionado con el grupo, 14 hombres y mujeres. Todos entraron en acción tan pronto se les avisó. Sin esta actitud proactiva, el taller no habría sido posible. Estas personas ahora saben lo que es posible cuando consideran las mejoras en el agua que se pueden realizar dentro de los hogares, cuando desempeñan roles como dirigentes servidores.

Compactando el concreto.

Reubicando los 3 moldes de 350 libras.

Sacando el molde

TENSOS – FUNCIONARA?

Extrañamente, a Bob no le dieron café, hasta que lo pidió.

Bob