Explorando nuevos territorios

Bob y yo estamos en Ipiales, Nariño. Es una ciudad fronteriza con Ecuador, a una elevación de 2860 metros sobre el nivel del mar; lo cual es más elevado que Bogotá. Bob está aquí para brindar orientación al Club Rotario de Ipiales, el cual está iniciándose en el proceso de Filtros de Agua. El proceso se inició hace alrededor de 6 meses y el grupo está casi listo para enviar su solicitud a la Fundación Internacional de Rotary para recibir una subvención global. Una vez que se hayan ubicado y coordinado los aspectos financieros, el proyecto podrá iniciar. El Club Rotario al que pertenece Bob, está afiliado con Ipiales en este proyecto, y la CAPD realiza un papel de apoyo.

¿Es esto agua potable?

La primera comunicación entre Bob y Mónica, una Rotaria de Ipiales, ocurrió hace dos años en una Feria de Proyectos en Cartagena. Desde entonces, Mónica y su equipo han completado una evaluación de las necesidades de la comunidad, para lo cual tuvieron que realizar varias reuniones con personas de la comunidad y escuchar acerca de sus problemas relacionados con el agua. ¡Créanme, son problemas graves! Vea la fuente de agua que tienen.

Estos estanques de agua son abastecidos por pequeñas yacientes de la colina cercana, por debajo del camino. Los exámenes de laboratorio realizados al agua revelan bacteria fecal demasiado numerosas para contar, incluyendo parásitos y virus. La gente en esta comunidad de Guacuan hierven su agua excesivamente (15 minutos), solo para sentirse más seguros. Dicen que antes el agua era potable, pero con el tiempo las personas que habitan las comunidades más arriba comenzaron a echar aguas negras directamente al río, causando su contaminación. Otro factor contribuyente es la cercanía de la letrina de la familia a la fuente de agua. 152 habitantes de la comunidad asistieron a la reunión con Bob, el experto canadiense, presentado como invitado.

Personas interesadas en un filtro de agua se reunieron en la escuela local.
Mónica, dirigente del proyecto. habla acerca de la etapa en que se encuentra el proyecto de agua.

Varios protagonistas posando: miembros de la comunidad, Rotarios y el Secretario de Salud. La señora al lado izquierdo del hombre con un poncho blanco me dijo que estaban muy agradecidos porque una persona de Canadá los tomara en cuenta y viniera desde tan lejos a hablar con ellos. Realmente se sienten muy abandonados por su propio gobierno.

Nuestra siguiente visita fue a una comunidad llamada 12 de octubre. Estas dos comunidades son de población principalmente indígena con extensa vocación agrícola. Cultivan papas, un gran cultivo en esta región, maíz, alverjas y cebolla.

52 personas de la Comunidad 12 de Octubre asistieron a la reunión.
Este hombre tenía muchas preguntas y comentarios acerca del agua.
Otro participante en la conversación.

El Secretario de Salud (en chaqueta negra abaja) estuvo presente en ambas reuniones y también habló acerca de cómo mejorar la salud en la comunidad. Ellos trabajarán paralelamente con el proyecto de filtros de agua.

Bob dibuja un filtro de agua y explica su funcionamiento.
Le hacen a Bob el obsequio de un poncho muy bonito, con el agradecimiento por venir a compartir su sabiduría con ellos.

El Club Rotario de Ipiales también nos llevó a visitar algunas de las guarderías escolares para niñas y niños de hasta 5 años de edad. Habían comenzado este proyecto con 60 niños hace unos 15 años y, ahora, tienen más de 1000 niños en diversas guarderías ubicadas en varias localidades.

Los Rotarios se aseguraron que también pudiéramos pasear. Una tarde cruzamos la frontera con Ecuador, sin detenernos en migración, para visitar un cementerio en Tulcán. ¿Cuál sería la razón para tal visita? ¡Miren!

El cementerio estaba lleno de pinos, labrados para presentar imágenes. ¡Qué impresionante!

También visitamos el Santuario de las Lajas, una impresionante catedral construida en un puente de piedra que se extiende por un profundo desfiladero. Es un destino popular entre peregrinos quienes buscan un milagro, como el primer milagro en el cual una niña sorda y muda vio a la Virgen María en la superficie de una roca, y ahora que ya no era muda, ella se lo dijo a su madre. La roca que recubre el camino descendiente hacia la catedral tiene placas labradas en conmemoración de estos milagros.

Santuario de las Lajas

Realmente Bob estuvo en la silla caliente: hablando aquí y allá. Hubo también una reunión con Rotarios en la que Bob habló acerca del proyecto y los dos clubes intercambiaron banderines Rotarios.

Yo estoy escribiendo este blog desde Pasto, la capital de Nariño, donde nos hemos estado reuniendo con el Club Rotario de aquí. Ellos también están interesados en comenzar un proyecto de filtro de agua y le solicitaron mucha información a Bob. También pudimos pasear un poquito, a Dios gracias, porque esta es una nueva región para nosotros. Vengan – Serán bien venidos. Vale la pena conocer.

Marlene a nombre de Bob.

Intercambio de Ideas – Colombia 2017

Eva Manzano de CAWST dirige la sesión de información.

A finales de noviembre del 2017, la CAPD junto con CAWST y la FRPG, realizaron el Intercambio de Aprendizaje – un foro en el cual implementadores antiguos, presentes y futuros, se reunieron para compartir experiencias relacionadas con todas las fases de un proyecto de filtros. Estas 3 organizaciones se han convertido en un mecanismo eficiente en el área del Tratamiento y Almacenamiento de Agua Doméstica en Colombia.

Tres damas expertas del Club Rotario Montería Dos.
Rotarios de Montería e Ibagué compartiendo información.
María Clara, experta en medios para filtros, comparte un punto técnico.

Fuimos bendecidos con el aporte de personas conocedoras de todos los diversos aspectos de la implementación de proyectos, incluyendo líderes, Rotarios, personas en aseguramiento de calidad, organizadores comunitarios, instaladores y promotores comunitarios. Hemos aprendido uno del otro: lo que ha servido y lo que se debe evitar. Eva Manzano de CAWST, siempre puso a nuestra disposición actividades de aprendizaje interactivas muy interesantes usando su equipo de herramientas virtuales. Iván y Rocío asumieron una significativa carga de trabajo conduciendo varias sesiones. Bob lideró algunas sesiones; pero, su trabajo favorito era controlar el tiempo: ¿de qué otra manera se podría haber apretado 3 días de material en 2 días?

Este era el momento ideal para introducir algunas ideas nuevas, como el filtro de plástico que ahora parece estar listo para ser probado en condiciones de campo. Muchas personas estaban muy entusiasmadas con una versión más liviana; pero Bob les ayudó a comprender que no era una solución que se podía abrazar sin hacer un proyecto piloto.

Iván Castro de la FRPG explica detalles del nuevo filtro de plástico.

 

 

Otra tecnología interesante era el gran Filtro de Arena Lento para las escuelas, que usa características de diseño del Filtro de Bioarena, en una escala mucho más grande, y es apropiado para escuelas e instituciones. La Bolsa del Samaritano ha probado este diseño en más de 600 instalaciones escolares.

Filtro de Arena Lento a Gran Escala para escuelas grandes.

Bob e Iván desarrollaron el difusor de plástico “hecho en Colombia”. Esto le ayuda a los clubes a realizar proyectos sin la cadena de detalles de administración y la logística que es requerida al importar algo de Estados Unidos.

Bob demostró el KOBO ToolBox, una aplicación que, usada junto con una computadora tipo laptop y una tecnología basada en la nube, se puede usar para recolectar datos en el campo y visualizarlos en poco tiempo, usando computadora en un formato de Excel. Esto elimina la necesidad de tener que llevar grandes cantidades de papel y algunas veces tener que pasar los datos a una hoja de cálculo. Club Rotario de Nuevo Ibagué expresó su deseo de probarlo en el campo.

Pantalla de Datos de Entrada en el Teléfono Celular.

Todos muy contentos de haber participado. Fue otra manera de fortalecer los conocimientos y el poder de la Red.

Bob

Una sonrisa vale mil palabras

Al ver a un niño sonreír así, especialmente a un niño que no habla, nos regocijamos y quedamos más motivados. También se nos brinda una prueba de la aceptación del cochecito hecho a la medida que se le dio. Estos cochecitos son para niñas y niños que viven en las áreas rurales, para quienes no pueden sentarse en una silla convencional. PERO saben lo que les hace sentirse bien, no hay duda sobre esto.

El niño se llama Luis Fabián. El acaba de recibir su cochecito, hecho a la medida, en el cual se siente tan cómodo y seguro. Nosotros hemos estado suministrando diversas formas de cojines hechos a la medida para niñas y niños con discapacidad desde el año 2009. Nuestros asociados en este proyecto son ASODISPIE, la cual realiza el diseño y la construcción, y los Clubes Rotarios de Ronda del Sinú de Montería y Cerrejón en Albania, La Guajira.

Tatiana

Nos encontramos con Tatiana, mientras visitábamos a Luis Fabián. Ella se sentaba ahí, sobre el suelo arenoso, comiendo su desayuno. Una mirada más atenta revela la existencia de pie equinovaro, una condición de deformidad en los pies que requiere cirugía, la cual debió haberse efectuado hace mucho tiempo. Tatiana nos presenta un nuevo reto – se trata de construirle una silla de ruedas apta para el área rural, pero siguiendo las líneas convencionales: una silla lo suficientemente baja de altura para que ella se pueda subir y bajar de manera independiente y lo suficientemente angosta para que la pueda empujar por sí misma.

Nuestros viajes a las “rancherías” aisladas en La Guajira son arduos, especialmente durante la estación lluviosa. Nuestra visita a Nely requirió un camión con doble tracción (más tracción que 4 por 4). ASODISPIE construyó un nuevo producto, en forma de andadera con un asiento para motivar la habilidad de caminar que tiene Nely.

Nely caminando con su nueva andadera. Note a su hermana en la hamaca.
Nely se toma un descanso.

Su hermana menor, de 3 años de edad, presenta discapacidades múltiples: limitaciones visuales y auditivas, deficiencias cognitivas y físicas. Nely y Meleidas no han recibido terapia y las dejan solas haciendo lo que puedan.

Meleidas se esfuerza por levantarse sobre sus rodillas.

Nosotros pusimos a Meleidas sobre una colcha en el piso para ver lo que hacía y esta fotografía muestra el resultado. Lo triste de esta situación, es que la niña pasa la mayoría del día en una hamaca, lo cual es seguro, pero no le ofrece oportunidades para desarrollarse. Su familia es muy pobre, entonces el Club Rotario comprará un colchón de paja para ella. Esperamos que la familia acate los consejos y coloquen a la niña durante varios períodos a lo largo del día.

Jostyn parece que está listo para quedarse dormido.

Nosotros seguimos trabajando en el diseño del cochecito para mejorar el acomodo así como la estabilidad del cochecito. En el año del 2005, la CAPD tomó la decisión de no volver a enviar sillas de ruedas usadas a Colombia, sino apoyar la industria local en ese sentido, especialmente los talleres operados por personas con discapacidad. Como se mencionó antes, la organización constructora es ASODISPIE, una asociación de personas con discapacidad. Estos proyectos, no solo les brindan una fuente de ingresos, sino que es una manera de edificar capacidades, buscando la operación de empresas sostenibles.

Estefanía posa con su mamá.

También le hemos estado dando seguimiento a los cochecitos que suministramos en años pasados, lo cual nos da retroalimentación sobre la durabilidad de nuestro producto. Y veamos que tenemos que reemplazar cojines, así como otras partes de los cochecitos.

Estos cochecitos mejoran la auto-imagen de las y los niños usuarios y le dan libertad a la familia, por ejemplo, ahora pueden llevar a las y los niños a visitar familiares y amigos. Gracias a los Clubes Rotarios de Ronda del Sinú y de Cerrejón (mediante su Fundación, Manos Solidarias), por su esfuerzos colectivos para ayudar a estas niñas y niños.

Marlene

 

Comienza con el agua

Hay una aldea cerca de Fonseca, La Guajira, Colombia, llamada “El Confuso”. Ustedes estarán en lo correcto acerca de su significado. Cuando visité esta aldea hace más de 2 años, era deprimente: la aldea tenía un pozo, una bomba que funcionaba por el viento, un tanque elevado para agua que se estaba desintegrando y agua entubada abastecía a unos 60 hogares en la aldea.

Vivienda típica en las áreas rurales.

Pero, como en muchos lugares en Colombia, el agua era turbia. La gente no tenía muchas opciones para obtener agua potable y terminaban con parásitos, problemas estomacales e infecciones de la piel. Ni la vegetación crecería al ser irrigada por esta agua contaminada. Tampoco el concreto duraba mucho cuando era mezclado con esta agua turbia. De alguna manera las y los líderes de la comunidad se comunicaron con el Club Rotario de Fonseca (amigos míos) y así comenzó a rodar la pelota.

Pozo nuevo- agua segura.

¡Qué diferencia ha habido en dos años! Juntos, el Club Rotario de Calgary del Sur y el Club Rotario de Fonseca obtuvieron algunos fondos. Los cuales fueron igualados por aportes de la Fundación Rotary. Y, entonces los Rotarios locales y la comunidad comenzaron a trabajar en un plan aprobado – un estudio hidrogeológico, un nuevo pozo más profundo productor de agua, una bomba eléctrica, un nuevo tanque elevado para agua y filtro de Bioarena para los hogares.

Nuevo tanque elevado para agua.
Filtros de Bioarena en los hogares.

La comunidad recibió un poco de capacitación acerca de la higiene y el mantenimiento de los filtros de agua y como establecer un sistema mensual de pagos para pagar por las reparaciones de la bomba y los controles. Cada familia paga $2.000 pesos por mes y esa cantidad algunas veces es difícil, pero han visto los resultados. Un reciente problema eléctrico habría detenido todo si ellos no hubieran destinado algunos fondos para las reparaciones. Esta experiencia brindó una motivación muy necesaria, porque no es poco frecuente que desaparezcan los fondos destinados al mantenimiento, matando con eficiencia todo el progreso que se había realizado hasta la fecha. Los Rotarios están involucrados en la administración del fondo de mantenimiento.

Rotarios posan con líderes de la comunidad.

Ya no más parásitos, no más dolores de estómago, no más infecciones de la piel y, con el agua pura, las huertas realmente crecerán. En esta fotografía usted verá la mejor huerta jamás cultivada. No todos tienen una siembra tan grande y productiva; pero gracias a ella, mucha gente está comiendo mejor y todavía les queda un poco de producto para vender. Y todo eso gracias a que ahora tienen agua potable.

Una huerta de vegetales que se ahora se pueden cultivar con agua purificada.

Pero el éxito del proyecto de agua ha tenido un efecto multiplicador. Ahora, una de las damas está criando gallinas, así como cultivando vegetales para vender en el mercado. Una pequeña donación privada, destinada a la pintura de los pupitres de la escuela, inició el Día de la Pintura de Pupitres en la escuela de la comunidad. Unos cuantos balones de futbol ahora tienen varios equipos, infantiles y de adultos, practicando este deporte.

Un emprendimiento de crianza de gallinas ahora es posible debido al agua potable.

Aunque el nombre de la aldea suena deprimente, sus habitantes no se confunden respecto a una cosa: ¡Todo comenzó con el agua!

Bob

Agua Sana – Colaboración en Santa Marta

La meta de la CAPD es suministrar agua sana a 20.000 familias. Obviamente la CAPD no lo puede hacer por sí misma, entonces es un asunto de colaboración y edificar capacidades que serán usadas por otros grupos.

La semana antes del 4 de noviembre fue una semana muy ocupada en Santa Marta, mientras que las y los 4 facilitadores preparaban el primer Taller “formal” para Construir Filtros de Bioarena. Bob ha impartido talleres similares, pero nunca tan elaborados o tan grandes. Este Taller fue una colaboración entre la CAPD, CAWST (una organización sin fines de lucro de Calgary que brinda capacitación alrededor del mundo), FRPG (Fundación Red Proyecto Gente, quienes son asociados con la CAPD), el Club Rotario de Santa Marta (aportó las instalaciones) y la familia Mejía (quienes nos brindaron un gran lugar de alojamiento).

Eva (CAWST), Iván y Rocío (FRPG) coordinan las sesiones del taller.

El Taller atrajo a 19 participantes. Algunos venían trabajando con filtros de agua desde hacía algún tiempo, otros eran completamente nuevos en el uso de esta tecnología. El grupo de participantes era muy variado, desde miembros de una fundación que desarrolla actividades entre cultivadores de café, para estimular el cultivo del café orgánico, hasta un voluntario del Cuerpo de Paz, hasta estudiantes universitarios que trabajan en temas relacionados con el agua para sus tesis de grado. Había una pareja que tenía mucha experiencia con el concreto y sus usos en la fabricación de tanques de agua, y otros tenían algo de experiencia trabajando con las comunidades. Fue una gran oportunidad para compartir y aprender.

Pasamos 3 días intensos zarandeando arena, mezclando concreto, llenando moldes, zarandeando y lavando medios para filtros; para luego dar forma e instalar los medios.

Preparando la mezcla de concreto que va en la caja.

 

Zarandeando la arena.
Lavando el medio.
Prueba del frasco, para verificar si el medio de filtro ha sido lavado lo suficiente.

Se entiende que los grupos se sienten muy orgullosos cuando su caja de concreto sale del molde sin goteos y sin daños. Nosotros sufrimos con todo ese polvo y el calor y un apagón de electricidad que duró medio día, lo cual nos dejó sin aire acondicionado. Yo estoy a la espera de los 15 grados de la temperatura de Calgary.

Como siempre, el liderazgo dinámico de Eva Manzano de CAWST mantuvo a todos concentrados y con energía. ¡Todo un logro con toda esa humedad y calor! Nuestro agradecimiento a Eva y a la administración de CAWST, quienes cada vez más se enfocan en Colombia. También agradecemos a Iván y a Rocío (FRPG), quienes con rapidez aportaron sobre métodos efectivos de capacitación y quienes en algo están descargando los deberes de Bob. Ahora nuestra esperanza es que quienes participaron en el Taller continuarán impulsando la idea del Tratamiento Doméstico del Agua y que cada uno eventualmente realizará su propio proyecto.

No hubiéramos realizado todo esto sin las instalaciones y el apoyo logístico de las y los Rotarios. ¡Gracias Club Rotario de Santa Marta!!!

Bob

La Música Edifica la Comunidad

La semana pasada recibimos en Bucaramanga a nuestros amigos de muchos años, Rick y Karin. Ellos vinieron a aprender más acerca de nuestros programas en Colombia y a conocer a la gente que participa en ellos. Así fue como les llevamos a Fandic y a Asodispie, donde disfrutaron de las presentaciones bailables. Realizamos un viaje hacia una escuela rural donde los y las estudiantes contaron una canción relacionada con el cuidado del ambiente. Luego llevamos a nuestros huéspedes a visitar un proyecto de filtros de agua, donde Karin improvisó una sesión musical.

Rick y Karin posan con la maestra de cinco grupos de estudiantes de primaria que deben estudiar en una escuela donde solo tienen una sola aula.

Nuestros visitantes tuvieron una particular predisposición al interactuar con la gente a través de la música. Karin, quien pidió prestado un violín aquí, lo usó con plena ventaja. No solo las y los niños nos entretuvieron, sino que Karin les devolvió el favor interpretando el violín.

Karen motivó a niñas y niños para que interpretaran unas 2 notas en el violín, y ella interpretó el resto de la pieza musical. Los niños participaron con mucho entusiasmo.
¡Muy chiva! Jóvenes de Fandic se expresan mediante el baile.
La danza, el baile son maneras de edificar comunidad. Ellas y ellos se sienten tan bien, que se dan un abrazo de grupo.

Vean un corto video de la Presentación Bailable de Fandic en un Centro Comercial. Haga click en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=3PEUj-jq6T0

Asodispie también nos realizó una presentación bailable. Nuevamente, aquí Karin usa el violín con las y los jóvenes en el programa.

Este Grupo de Jóvenes participó en una tarde de danza en Asodispie.

Nuestra visita a una escuela rural llamada Las Llanadas, significó un viaje hacia una planicie que no tenía nada de plana.

El Río Chicamoacha. Atravesamos este sorprendente escenario en nuestro camino hacia la escuela rural.
Las y los estudiantes cantaron la canción de memoria y las estrofas fueron cantadas como solos.

Las madres y padres narraron cómo el programa Luz Verde ha traído un cambio en su escuela mediante su énfasis requerir la participación de madres y padres apoyando la escuela. Aquí había un padre que había sido estudiante de la misma escuela donde ahora asisten sus hijos e hijas. El nos dijo que, inicialmente, la escuela estaba en la misma condición que cuando él salió de quinto grado. Como una forma de colaborar las madres y padres de las y los estudiantes beneficiados por el programa Luz Verde, han pintado las paredes y han sembrado arbustos florecientes. Ellas y ellos estaban muy orgullosos de estos logros. Esta escuela está ubicada en una zona semi-desértica y es una de las escuelas más pobres en el programa.

Un padre con su hija posa enfrente de un pared que el señor había pintado con la ayuda de otros padres.

Finalmente, fuimos a la casa de Oscar, el profesor de música. Es como una anomalía encontrar a un profesor de música en una escuela rural ¡pero aquí está! Realmente él está contratado por una organización privada para edificar valores ambientales en la infancia, usando la música. Su casa tiene un filtro para agua doméstica suministrado por el Club Rotario de la localidad. El nos lo mostró antes de regresar al tema de la música.

Karin interpreta su música junto a Oscar, el profesor de música.

Espero que hayan disfrutado de esta visita virtual a nuestros programas en Santander.

Marlene

Visita a las comunidades Wayuu en Albania, La Guajira

Iniciando el año 2017, CAPD decidió nombrar una coordinadora nacional para el programa Luz Verde – Auxilio Educativo, en Colombia. La función de esta persona es orientar y acompañar los procesos en los diferentes departamentos dónde hace presencia el programa.

En Marzo del presente año, la persona nombrada como coordinardora nacional, Rocío Núñez Espinel, visitó al departamento de la Guajira especialmente a las comunidades indígenas Wayuu; para dar orientación y capacitación a la coordinadora departamental y sus facilitadoras. El propósito del programa es garantizar que en estas comunidades los niños y jóvenes continúen en las escuelas en sus procesos de aprendizaje, haciendo seguimiento y acompañamiento comunitario junto con el Club Rotario – Fundación Manos Solidarias, el socio de CAPD en el programa.

Fue muy preocupante, sin embargo encontrar que tuvo que pasar todo un semestre para que las aulas estuvieran abiertas por ausencia del estado, frente a la destitución del gobernador del departamento. La comunidad educativa no abrió sus puertas hasta obtener las garantías mínimas de alimentación y transporte para recibir una educación digna, especialmente en estas comunidades indígenas que tanto lo requieren.

No obstante, en nuestra visita se encontró aulas vacías, pero no descuidadas porque el programa Luz Verde es netamente comunitario, dejando ver que a pesar de los obstáculos seguimos trabajando junto con nuestras comunidades.

En la foto abajo, estuvo reunida la comunidad Wayuu Nueva Esperanza, en la escuela con el mismo nombre, fue especial para mí recibir a un niño que quisiera tomarse la foto en mis brazos, este hecho llevó a que los otros niños tomaran confianza y se acercaran, fue un gesto de cariño.

A continuación, les contaré que encontré en mi visita por la Guajira: Las facilitadoras con la colaboración de la coordinadora, organizan a la comunidad para realizar actividades de embellecimiento a las escuelas.

Se indagó, además a la comunidad sobre, ¿Qué están haciendo ellos para permanecer dentro del programa? El comentario de la profesora de la comunidad de San José: “la coordinadora nos convoca por medio de la facilitadora, nos entrega los materiales para trabajar en la escuela”, “un trabajo fue darle encerramiento a la escuela para evitar que los chivos habiten allí”, “fue muy importante porque los chivos no querían salir de la escuela, y dañaban el piso” “ahora son los niños quienes estudian en las escuelas no los animales”.

Los comentarios de la facilitadora de la comunidad Nueva Esperanza: “hemos estado trabajando en la rosa”. ¿A qué se refiere? “Rosa es un terreno comunitario en el que todos realizamos diferentes siembras y cuando ya está listo para recoger lo repartimos entre todos, esta actividad nos da alegría porque tenemos comida”; “en esta última oportunidad se cocinó para toda la comunidad”.

Los comentarios de la docente de la comunidad Coveñas: “Hasta hace poco, varios de los estudiantes eran enviados por sus padres a la escuela, pero los mismos no asistían, preferían quedarse de camino con los chivos, y aunque se les comentó por mucho tiempo a los padres, no se presentaron cambios; ahora los padres llegan con sus hijos especialmente aquellos, que no asistían”; “ha aumentado el número de padres en las reuniones escolares”, “los alumnos por primera vez tiene su uniforme completo y nuevo”, “los docentes también hemos sido motivados, por todas las ayudas recibidas”.

En la foto abajo, se muestra a la comunidad de Coveñas, trabajando unida para que su escuela y sus alrededores no se vean descuidados, allí todos colaboran los padres, madres e hijos vinculados al programa, porque entienden que todos ganan.

También, con la colaboración del Club Rotario se capacita a un grupo de jóvenes de bachillerato beneficiarios del programa, con el propósito de realizar refuerzo escolar a estudiantes de primaria con necesidades educativas, o con bajo rendimiento académico. Lo interesante es que los estudiantes simultáneamente empezaron a orientar a niños y niñas de primaria en sus respectivas comunidades, sin esperar el inicio de clases.

En las fotos abajo, se muestra la segunda reunión realizada por el Club Rotario y el refuerzo escolar que hacen los jóvenes en sus comunidades tanto en las escuelas como en sus salones de reunión.

Estudiantes de bachillerato en capacitación
Aulas abiertas para refuerzo escolar
Jovenes de bachillerato brindando refuerzo escolar.

El Club Rotario, además reunió libros usados en buen estado y de buena calidad, para hacer entrega a las escuelas con el fin de construir junto con las familias una biblioteca para incentivar a los estudiantes a investigar las tareas. Con la colaboración de los padres y docentes arreglaron y pintaron los estantes para organizar los libros.

Las fotos abajo, muestran la entrega de los elementos a la comunidad dirigida por la coordinadora del departamento, y en la otra foto la alegría de los niños por recibir los libros.

Entrega de kit de uniformes y libros a la comunidad
Niños felices con sus libros y uniformes

Por otra parte, los 254 estudiantes, tuvieron que esperar muchos meses para recibir el auxilio que brinda el programa y al final la espera terminó y los beneficiarios recibieron los auxilios de acuerdo al rendimiento académico y compromiso con su educación en el año anterior.

El líder y/o la líder en representación de sus comunidades expresaron sus agradecimientos a CAPD y al Club Rotario y sus deseos de continuar motivando a su comunidad a participar. Los mismos coinciden con las familias, en que el programa es una gran oportunidad para sus hijos, comentando: “es la primera vez que mis hijos llevan uniforme a la escuela, y ahora están contentos y nosotros también”.

En la foto abajo, reflejo el orgullo de los niños, al recibir el auxilio educativo.

Finalizo, agradeciendo a cada persona en particular por haberme recibido, por permitirme oír sus apreciaciones sobre el programa Luz Verde, y especialmente por el cariño recibido por los niños. Quedo satisfecha por el compromiso de las personas que dirigen y por quienes hacen posible el fortalecimiento y la cooperación en cada una de las comunidades Wayuu.

Rocío

 

 

COLOCANDO LAS BASES

Cuando uno menciona: “Sistemas para el Tratamiento de Agua Doméstica”, para los hogares colombianos que no tienen agua tratada, uno tiene que remontarse mucha distancia a lo que nosotros en Canadá estamos familiarizados. Muchos de estos hogares realmente están situados en áreas peri-urbanas, con tubería pero sin agua tratada.

Desafortunadamente, no hay una tecnología perfecta: a un costo razonable, fácil de usar, muy efectiva, capaz de limpiar el agua turbia por presencia de arena y que tenga una larga vida útil. Hace  mucha falta  información confiable y mucha de la información incorrecta es diseminada por los fabricantes.

Como parte de nuestro plan de crecimiento, la CAPD reconoció la necesidad de elevar el nivel de concienciación entre quienes toman decisiones.  El CAWST (Centro para la Tecnología de Bajo Costo en Agua y Saneamiento) le solicitó a nuestro asociado colombiano, FRPG, servir como anfitrión de un Taller de 2 días en Bogotá, para elevar el nivel de concienciación acerca de los sistemas de tratamiento de agua disponibles. Fue una buena oportunidad para impulsar los objetivos de la CAPD. Ustedes sabrán que el CAWST es la entidad de Calgary que tiene la misión  de brindar capacitación a las personas para mejorar las condiciones del agua y el saneamiento. Esta entidad tiene una amplia experiencia y grandes conocimientos acerca de la mayoría de las tecnologías relacionadas con el tratamiento del agua en los hogares.

El 28 y el 29 de marzo, mediante nuestros contactos colectivos en Colombia, invitamos a 29 personas a reunirnos en el Centro de Juventudes en Bogotá. El seminario tuvo gran acogida. Ente las y los participantes hubo una amplia representación  del  Ministerio de Vivienda, quienes son responsables de elaborar la legislación para las tecnologías alternativas, del ICONTEC (entidad  encargada  de fijar  las normas nacionales), las universidades, representantes de los sistemas de aguas municipales, varios proveedores de filtros y miembros de organizaciones no gubernamentales.

Factores para seleccionar un sistema apropiado.

Eva Manzano, de CAWST, compartió con nosotros sus extensos conocimientos y maravillosas destrezas de facilitadora para guiarnos a lo largo del Enfoque de Barreras Múltiples que es necesario en el campo y nos ayudó a evaluar las diversas tecnologías de manera imparcial. La CAPD compró una amplia variedad de filtros que el grupo puedo realmente probar, usando agua de calidad realistamente pura. Felizmente, el grupo concluyó que el Filtro de Bio-Arena estaba entre una de las mejores soluciones para los hogares.

El Seminario fue muy bien recibido y es muy posible  que se organicen dos seminarios más en junio.
Bob

Nuestros últimos días en Colombia

Bob y yo ya hemos regresado a Calgary, pero todavía tenemos unas cosas que mostrarles relacionadas con las últimas semanas que estuvimos en Colombia.

Después de un éxitoso taller para coordinadores del Programa Agua Sana, Bob y Eva, la líder del taller, viajaron a La Guajira donde se quedadon cuatro días visitando las  rancherias Wayuu en las cuales el Club Rotario de Cerrejón ha estado brindando filtros a familias necesitadas.

Esta es una ranchería en La Guajira dónde la temperatura promedio es de unos 35 grados Celsus y el agua es escasa.
Las familias recogen el agua en tarros de aceite viejos; no es lo mejor pero es lo que está disponible.

Luego, el grupo viajó a Fonseca, una aldea donde se reunieron con Harold, un Rotario del Club de Fonseca.

Luis Alberto, el Coordinador de Agua Sana en la zona, brinda orientación en el sitio a esta ama de casa, mientras que los Rotarios Harold y Heriberto, y Eva escuchan.

Bob continuó sus viajes visitando Santa Marta, Medellín y Bogotá para reunirse con otros Clubes Rotarios, empresas y nuestros coordinadores nacionales del Programa Agua Sana, Rocio y Ivan. Regresando a Calgary, él se pudo quedar un poco quieto, al fin.

Yo llegué a La Guajira el fin de semana después de que Bob se había ido, viajando en compañía de John, el técnico en ingeniería que trabaja en el Proyecto de Cochecitos. Estos cochecitos se fabrican según las medidas y las características de cada niño. Se ajustan para brindar comodidad y seguridad. Tres de los cinco cochecitos entregados en La Guajira, eran para niños que viven en rancherias.

Cuando John y yo llegamos, un huracán  (se me olvidó cual) venía por el Caríbe, descargando lluvia sobre un área normalmente seca. Esto dificultó nuestro viaje, pues las carreteras normalmente arenosos y polvorientos, se sentían como nieve suelta y deslizante.

En cierto punto, dejamos el camión para poder pasar por un trayecto difícil del camino, solo para encontrar otros retos mayores.

El Proyecto de los Cochecitos me da grandes satisfacciones. Cuando siento a un niño o niña, reviso la postura, claro, pero también miro la su cara. Deseo capturar la expresión de ese o esa niña para saber si realmente se siente cómodo. Una expresión de satisfacción y, en algunos casos, de júbilo aparece en los ojos, aún en quienes están profundamente afectados y que no se expresan verbalmente o con expresión facial. En esos casos, recibimos las indicaciones de sus padres, quienes en muchos casos expresan alivio por haberse encontrado una solución.

El es Robinson, año pasado. No sonríe.
Este año, Robinson no ocultaba su sonrisa. ¡Ahora sí lo podemos ver!

 

Otra fotografía con una parte de la familia y las y los Rotarios del Club Cerrejó, con Martha la Trabajadora Social. Este mismo Club Rotario apoya el Proyecto Agua Sana y el Programa de Auxilio Educativo – ¡son personas muy ocupadas!

La CAPD trabaja con Clubes Rotarios bajo una modalidad de costos compartidos para ofrecer estos cochecitos. La evaluación se completa de manaera avanzada para permitir que ASODISPIE tenga tiempo para terminar la construcción.

Jorge, el técnico de ASODISPIE, construye cualquier cosa relacionada con el metal. Al fondo podemos ver a Giovanni, su hijo y asistente.

El seguiente fin de semana, John y yo nos fuimos a Montería, donde la CAPD comparte el proyecto con el Club Rotario Ronda del Sinu. Este año fue el tercer año del Proyecto de Cochecitos en este distrito y, además de brindar nuevos cochecitos, revisamos cochecitos brindados en años anteriores.

Jonaton y su madre viajaron cuatro horas para lograr la cita.

 

Mario y su madre y el hermano están igualmente satisfechos.

Bob y yo estamos contentos con los resultados de este viaje. No se puede decir que no se puedan realizar mejoras, porque hay muchas posibilidades de brindar mejores productos a más personas.

Pero, por encima de todo, estamos agradecidos con poder trabajar con personas que están comprometidas y apasionadas con su trabajo. Estamos agradecidos por la mano que guía nuestra organización y la de nuestros socios. También estamos agradecidos por tener a personas y entidades como ustedes apoyándonos y manteniéndonos en sus pensamientos y oraciones.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo,

Bob y Marlene

Taller Nacional sobre Agua Sana

2016-11-12-11-14b
Cada participante recibió una mochila del Programa Agua Sana, para llevar los materiales a las visitas de las comunidades.

Catorce participantes vinieron desde cuatro diferentes departamentos de Colombia para participar en un taller impartido por Eva Manzano de CAWST (Center for Affordable Water and Sanitation Technology, el Centro de Tecnología Accesible para Agua e Higiene) con sede en la ciudad de Calgary, Canadá. Todas y todos los participantes actualmente están involucrados activamente  en el Programa Agua Sana apoyado por la CAPD y nuestros asociados.

Este Taller de 4 días se celebró en el nuevo Centro de ASODISPIE, ubicado en Piedecuesta, Santander. No solo aprendimos acerca de los componentes importantes relacionados con la capacitación, como la motivación y las cuatro etapas del aprendizaje; sino que también CÓMO capacitar a otras personas de una manera que fuera didáctica, divertida e inclusiva. ¡No hubo presentaciones Power Point en este taller!

img_0293b
La auto-evaluación se realizó al inicio y al final del Taller.
2016-11-11-09-21b
Hubo mucho trabajo en equipo.

Y hubo tiempo para discutir con la finalidad de aclarar temas o hablar temas específicos para el proyecto.

img_0376b img_0318b

Luego de la capacitación de los temas como el aprendizaje y el escuchar activamente, las y los participantes aprendieron componentes esenciales de cómo planear lecciones, seguido por sesiones de enseñanza frente al grupo. Cada participante disponía de una hora para preparar materiales para la lección que les habían sido dados y contaban con 10 minutos para presentar una sesión de capacitación, que ordinariamente ocuparía una hora.

img_0320b
Leer el Plan de Lección y decidir cómo presentar cada lección.
img_0314b
Ir reuniendo y organizando los materiales requeridos…
img_0295b
… o dibujar nuevos materiales.

Las lecciones incluían cualquier cantidad de actividades dinámicas, como  en el Desarrollo de Juegos mostrado en las fotografías siguientes en donde a un vecino le dan agua túrbida: ¡eso no es agradable!

img_0369b img_0371b

O usar materiales escritos, o artefactos simbólicos, como se muestra seguidamente:

img_0342b
Enseñando acerca de los contaminantes del agua.
2016-11-14-13-04b
¡Vean la cara sonriente de este “gusanito”!

Y, empleando al público como parte de la presentación. En este caso, las personas muy mayores y las muy jóvenes están en mayor riesgo por causa del agua contaminada.

img_0346b

Luego de los 4 días del Taller, siete participantes se quedaron durante 2 días más, durante  los cuales desarrollaron sus propios Planes de Lección en contexto Colombiano. Todos los materiales desarrollados se compartirán con todas y todos los participantes.

2016-11-16-09-43-55b
Cada grupo desarrolló varios Planes de Lecciones.

Llegó el momento de celebrar los logros. Fue un gran taller y nuestro agradecimiento a Eva Manzano, una excelente dirigente del taller, y a CAWST por colaborar con la CAPD para la realización del taller.

img_0393b
¡BIEN HECHOS TODAS Y TODOS!

Marlene